Promueven CDI e IMJUVE el reconocimiento a los jóvenes indígenas.

Sala de Prensa 2009

México, Distrito Federal, 23 de marzo de 2009

Se dio a conocer la convocatoria del Premio Nacional a la Juventud Indígena 2009, en donde los ganadores recibirán un reconocimiento y un estímulo económico de 70 mil pesos.

Eufrosina Cruz, ganadora del Premio en su edición 2007, narró su experiencia defendiendo los derechos de jóvenes y mujeres de su comunidad.
El Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) presentaron la convocatoria para participar en el Premio Nacional de la Juventud Indígena 2009.

El objetivo del Premio es reconocer e incentivar a jóvenes indígenas que, de manera individual o colectiva, realicen o hayan realizado acciones, obras y proyectos relevantes para el fortalecimiento de su cultura y el desarrollo económico y social de su comunidad o región.
En representación de Luis H. Álvarez, Director General de la CDI, el titular de la Unidad de Planeación y Consulta, Prisciliano Jiménez, destacó la fortaleza de la juventud indígena como un ejemplo y un aliciente que se debe valorar en la tarea común de construir un México mejor.
“La CDI ratifica el compromiso de contribuir a la consolidación de una nueva generación de jóvenes indígenas, conscientes de la importancia de seguir preparándose para la toma de decisiones en los ámbitos familiar, social y laboral”, señaló.
Por su parte, Priscila Vera Hernández, Directora General del Instituto Mexicano de la Juventud, indicó que siendo un país de jóvenes, no sólo es fundamental hacer un reconocimiento a aquellos que han destacado en sus comunidades, sino apostarle a mejorar sus condiciones de vida.

“En un año con una situación económica adversa tenemos que ser mucho más vigorosos en la implementación de políticas públicas para los jóvenes a efecto de que ellos no se vean impactados negativamente, sino que sean el motor principal que haga de este país un México diferente.”, señaló Vera Hernández.

Roberto Cedeño, Director General de Programas Regionales y Organización Rural, mencionó que para la SAGARPA ha sido una experiencia muy fructífera la alianza establecida con el IMJUVE en la promoción de este Premio y destacó el trabajo coordinado con la CDI promoviendo una política de transversalidad para acercar los diferentes programas y apoyos a las comunidades indígenas.

En su mensaje dirigido en tojolabal, Alejandro Curiel, Director de Investigación del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, resaltó la importancia de desarrollar acciones que incidan directamente en la ampliación de usos de las lenguas en México y aplaudió los esfuerzos que el IMJUVE y el resto de dependencias involucradas, hacen para que las lenguas indígenas sean parte integral del Premio.
Al finalizar el evento, Eufrosina Cruz, una de las ganadoras del Premio en su edición 2007, narró su experiencia cuando se le negó la oportunidad de participar en la contienda por la Presidencia Municipal de Santa María Quiegolani, en Oaxaca, y cómo se ha enfrentado al hostigamiento y amenazas por defender los derechos de las mujeres.

“Como jóvenes, en la comunidad hemos roto reglas, quizás nos hemos rebelado en contra de las injusticias, en contra de las desigualdades que existen porque los líderes y caciques se ostentan en nuestros usos y costumbres para no permitir el acceso a las mujeres en la toma de decisiones, en votar ser votadas”, expresó.

Cruz invitó a los jóvenes a que no se avergüencen de ser indígenas y que se atrevan a tomar el destino en sus propias manos, aprovechando la oportunidad que les brinda este Premio.

Los jóvenes interesados podrán participar en dos categorías, según la edad:
Categoría A: de 12 a 18 años
Categoría B. de 19 a 29 años
Las ramas de premiación son: Desarrollo comunitario y sustentable; educación, preservación y desarrollo cultural; conservación y aprovechamiento de recursos naturales; medicina tradicional y promoción y defensa de los derechos indígenas.
Los ganadores de ambas categorías se harán acreedores a un estimulo económico de $70,000.00 pesos, así como un reconocimiento y materiales bibliográficos editados por las instituciones convocantes.
VIDEO EN FORMATO FLASH
Ver video en versión para Real Player AQUÍ

Palabras del titular de la Unidad de Planeación y Consulta de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Prisciliano Jiménez Rosales, al participar en la reunión informativa sobre el Premio Nacional a la Juventud Indígena, edición 2009
México, D. F., 23 de marzo de 2009
Maestra Priscila Vera Hernández,
Directora General del Instituto Mexicano de la Juventud;
Representantes de la diversas instituciones,
que nos acompañan en el presidium;
Señoras y señores de los medios de comunicación;
Amigos todos:
Me da mucho gusto participar en esta reunión informativa sobre la convocatoria al Premio Nacional de la Juventud Indígena 2009, con la honrosa representación del Director General de la Institución, Luis H. Álvarez.
El Premio Nacional a la Juventud Indígena, es un reconocimiento público que se otorga anualmente, desde 1992, con el propósito reconocer e incentivar a jóvenes indígenas, mujeres y hombres, que de manera individual o colectiva realicen o hayan realizado acciones, obras y proyectos relevantes para el fortalecimiento de su cultura y el desarrollo económico y social de su comunidad o región.
Son cinco las ramas de premiación a las que este concurso convoca:
• Desarrollo comunitario y sustentable.
• Educación, preservación y desarrollo cultural.
• Conservación y aprovechamiento de recursos naturales.
• Medicina tradicional.
• Promoción y defensa de los derechos indígenas.
Las categorías, se dividen en “A”, de 12 a 18 años; y “B”, de 19 a 29 años.
Para dar una idea del nivel de convocatoria que ha tenido el Premio en comunidades indígenas, cabe destacar que en 2008:
• Se recibieron 162 proyectos, de los cuales 149 fueron individuales y 13 grupales.
• Las categorías de mayor participación fueron Desarrollo Comunitario y Sustentable y Educación, Preservación y Desarrollo Cultural.
• De los 25 pueblos indígenas que el año pasado participaron: el Náhuatl, con 33 participantes; el Tenek, con 22; el Pame, con 17 y el Zapoteco, con 12.
• En cuanto a la participación por entidad federativa destacaron: San Luis Potosí (56); Oaxaca (20); Chiapas (17); y Puebla (11).
• La participación por género fue equilibrada (80 hombres y 82 mujeres.
Este año, la fecha límite para presentar candidaturas al Premio vence el 13 de agosto próximo.
Los jóvenes interesados en participar pueden acercarse a los centros coordinadores y a las delegaciones más cercanas a su localidad para recibir asesoría en la conformación de sus proyectos.
En una ceremonia que se llevara a cabo en octubre de este año, en Chiapas, se entregarán los premios por área, consistentes en 70 mil pesos en efectivo cada uno, así como un reconocimiento y materiales bibliográficos editados por las instituciones convocantes.
Son 17 instituciones públicas, integrantes del Comité Organizador 2009, las que hemos sumado esfuerzos para respaldar la entrega de este premio a la juventud indígena.
Señoras y señores:
Los jóvenes indígenas son actores de su propio desarrollo, al incorporarse plenamente al crecimiento económico, cultural y social del país, con igualdad de oportunidades como otros grupos sociales.
La juventud indígena reúne los valores de sus pueblos, que han logrado perseverar en el ideal de mantener el legado profundo de su origen y que luchan con fortaleza por incorporarse al desarrollo con identidad, a fin de vivir mejor.
Los jóvenes contribuyen al desarrollo de sus comunidades, al practicar actividades económicas, orientadas a la generación de ingresos, mediante el trabajo productivo.
Efectúan acciones en materia de educación, preservación y desarrollo cultural, lo cual implica el reforzamiento de su identidad y sentido de pertenencia.
Asimismo, contribuyen a la conservación y aprovechamiento de recursos naturales; a la vigencia a la medicina tradicional y a la promoción y respeto de los derechos indígenas.
Por todo ello, la CDI ratifica el compromiso de contribuir a la consolidación de una nueva generación de jóvenes indígenas, conscientes de la importancia de seguir preparándose para la toma de decisiones en los ámbitos familiar, social y laboral.
La fortaleza de la juventud indígena, que sabe sobreponerse a situaciones de adversidad, es un ejemplo y un aliciente que todos debemos valorar en la común tarea de construir un México mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s